Publicado en Aprendizaje Basado en Proyectos ABP

Mesa redonda virtual del curso Aprendizaje Basado en Proyectos (#ABP_INTEF) [Edición Octubre 2015]

Anuncios
Publicado en Aprendizaje Basado en Proyectos ABP

Movimiento en el aula: aprendizaje cooperativo

El primer movimiento tiene lugar dentro del propio aula y representa el aprendizaje que se genera por la interacción de los propios estudiantes entre sí.

 

Hay tres estructuras de interacción posibles en el aula: la estructura individualista, la estructura competitiva y la estructura cooperativa.

En la estructura individualista el resultado de cada estudiante no está relacionado, ni para bien ni para mal, con el trabajo y los resultados del resto del grupo. Aunque ésta es la estructura más frecuente tradicionalmente en nuestro sistema educativo (vinculada con la “enseñanza directa” que comentamos en el módulo anterior), esta gestión del aula y del trabajo no permite que los estudiantes se beneficien de la interacción entre ellos ni tampoco acometer actividades de cierta complejidad y que requieran trabajo en equipo.

En la estructura competitiva el resultado de cada estudiante está en relación con el resultado del resto del grupo puesto que en esta modalidad cada estudiante lucha por superar a todos los demás. Esta modalidad no sólo desaprovecha al grupo como fuente de aprendizaje sino que introduce en el aula dinámicas que perjudican a la mayoría de los estudiantes emocional y académicamente.

De estas tres estructuras la más eficaz y provechosa es la estructura cooperativa y por eso en este primer movimiento utilizaremos el aprendizaje cooperativo como estrategia de trabajo para nuestros proyectos.

Publicado en Aprendizaje Basado en Proyectos ABP

Mesa redonda ABP + eTwinning (marzo 2016)

El pasado 19 de abril se emitió un evento en directo para los cursos de ABP (infantil, primaria, secundaria y bachillerato) y Proyecta eTwinning.

Participaron Diego Rojas, Julián Sanz Mamolar y Yolanda Egea. Dirigió la mesa Javier Ramos Sancha.

Los tutores de la edición de marzo de 2016 contestaron las preguntas y dudas planteadas por los participantes a través de Twitter (#ABPTwin_INTEF). Algunas de las cuestiones que animaron la conversación fueron las siguientes:

  1. ¿Cómo dar más difusión a tu proyecto ABP? (eTwinning – España/ Europa)
  2. ¿Cómo se buscan socios?
  3. ¿Cómo usar la plataforma de eTwinning para buscar socios?
  4. ¿Cómo pueden ayudarme los embajadores eTwinning?
  5. Comunidades y herramientas externas para buscar socio
  6. ¿Cómo se realiza el seguimiento de trabajo con los socios?

Las mesas virtuales seguro que os resultan interesantes, pues estos docentes son especialistas con los pies en la tierra, que sacan adelante sus proyectos día a día en el aula, por lo tanto, pueden daros una visión muy práctica y realista del ABP.

Haga clic en el enlace https://www.youtube.com/watch?v=VYWLKnK0GN4 para abrir el recurso.
Publicado en Aprendizaje Basado en Proyectos ABP

Para saber más sobre aprendizaje cooperativo

Más información y recursos sobre aprendizaje cooperativo:

Publicado en Aprendizaje Basado en Proyectos ABP

Las TIC al servicio del aprendizaje cooperativo

La conexión entre las TIC y el aprendizaje cooperativo también ha recibido bastante atención e incluso ha generado conceptos específicos como el Computer Supported Cooperative Work.

Obviamente, en una relación remota y asíncrona podemos encontrar más dificultad para usar una estructura cooperativa pues, como hemos visto, la interacción cara a cara es un factor de aprendizaje y de integración social muy poderoso. Sin embargo, en la red podemos encontrar – como demuestra el uso actual de la red social – mecanismos para favorecer un buen tejido de relaciones interpersonales y para el trabajo cooperativo que pasan por el establecimiento de líneas de comunicación fluidas entre los miembros del grupo al tiempo que realizan la labor académica, por ejemplo a través de herramientas como Elgg o Edmodo.

En este sentido, el groupware o software colaborativo puede ayudarnos a gestionar tanto las relaciones interpersonales como el proceso de trabajo. Además del ubicuo Moodle, en la red podemos encontrar propuestas como el Basic Support for Cooperative Work (BSCW) que nos permiten unificar herramientas de comunicación y de trabajo.

Si optas por una enseñanza con herramientas “loosely-coupled” (fuera de un entorno de aprendizaje como Moodle o WebCT y utilizando, por tanto, herramientas de la web 2.0 como blogs, wikis, etc.), es conveniente que la estructura de trabajo quede bien clara desde el principio, aunque los estudiantes tengan un amplio margen para establecer sus propias estrategias de trabajo. El uso de Google Drive  y Google Sites puede permitir tener un punto de referencia estable que se vaya ampliando con otras herramientas de nuestro kit-TIC particular a medida que transcurre el plan de trabajo y la tarea.

Publicado en Aprendizaje Basado en Proyectos ABP

Cuestiones prácticas

El diseño de la secuencia de trabajo

Parece una obviedad pero el diseño de la secuencia de trabajo es fundamental en una situación de aprendizaje cooperativo. Es importante considerar que:

  • todos los estudiantes han de tener claro el sentido del proyecto, su desarrollo y su evaluación;
  • cada estudiante debe saber exactamente qué debe hacer en cada momento, con quién y dónde;
  • todos los miembros del grupo deben mantenerse activos durante el desarrollo del proyecto.

La duda o la inactividad provocan problemas, así que mejor evitarlas.

Composición del grupo

Un grupo cooperativo es heterogéneo por definición. Se debe considerar para la composición del grupo tanta variedad como haya en el grupo-clase: sexo, origen cultural, lenguas, actitud ante el estudio, resultados académicos, etc.

Roles

La mejor manera de hacer realidad el principio de la responsabilidad individual y grupal es asignar roles a los distintos miembros del grupo y, además, hacer que estos roles sean rotativos. Puesto que hemos distinguido entre la tarea académica y el trabajo en equipo, también podemos hacer una distinción entre roles para el desarrollo de la tarea académica (coordinación, secretaría, cronometrado, etc.) y roles para la gestión del trabajo en equipo (normativa, apoyo, crítica, etc.).

Tamaño del grupo

Para mantener un nivel y una calidad de comunicación aceptables, el tamaño del grupo no debe superar los siete miembros. Por encima de seis/siete miembros es difícil mantener unas relaciones de trabajo efectivas y el grupo tiende al conflicto y a la fragmentación.

Una cuestión en relación con el tamaño del grupo

¿Cuál es el tamaño ideal para un grupo cooperativo?¿De qué depende su tamaño?

Publicado en Aprendizaje Basado en Proyectos ABP

Principios fundamentales

David W. Johnson y Roger T. Johnson son, además de los responsables de co-operation.org, dos de los expertos internacionales más importantes en el ámbito del aprendizaje cooperativo.

David y Roger Johnson (Imagen: University of Minnesota)

A raíz de sus investigaciones y prácticas han desarrollado cinco principios para un aprendizaje cooperativo de calidad:

  1. Interdependencia positiva: se resume en el lema “nadar o hundirnos juntos” e implica hacer comprender a los estudiantes que uno no tiene éxito a menos que todo el mundo tenga éxito en el aprendizaje y la realización de la tarea.
  2. Interacción cara a cara: la interacción dentro del grupo busca ofrecer un sistema de apoyo académico y personal que garantice la interdependencia y la disponibilidad de recursos y de ayuda para todos.
  3. Responsabilidad individual y grupal: cada miembro del grupo debe responder ante los demás y ante el docente en relación con su esfuerzo individual y su aportación a la tarea desempeñada: el objetivo es educar individuos autónomos que sepan vivir en sociedad y trabajar en equipos.
  4. Desarrollo de destrezas interpersonales y grupales: el aprendizaje cooperativo plantea a los estudiantes un doble reto, la realización de sus tareas académicas y el propio trabajo en equipo, para el cual también han de ser preparados. Desde la toma de decisiones hasta la resolución de conflictos, el trabajo en equipo es un aprendizaje complejo pero absolutamente valioso para la escuela y para la vida.
  5. Evaluación grupal: el grupo (junto al docente) debe valorar cómo se está realizando el trabajo, si se están alcanzando las metas y si el grupo mantiene una relación de trabajo efectiva. Esta valoración, además, debe conllevar decisiones y cambios para que el funcionamiento del grupo mejore.